Cultura Literatura

La otra cara de la moneda

Por Sonia Couse Ledesma.Comunicación Social. Sexto Año.

Normal 0 21 false false false ES-US X-NONE X-NONE /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:”Tabla normal”; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-parent:””; mso-padding-alt:0in 5.4pt 0in 5.4pt; mso-para-margin:0in; mso-para-margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:10.0pt; font-family:”Times New Roman”,”serif”;}

Prefiero el apetito leve,

el sudor de las alboradas.

Soy fuerza capaz de enaltecer en otros

la fe del equilibrio.

Voy ensimismada si me miran otros ojos

desnudo gaviotas en sus manos

y hasta canto un arias a la plenitud.

Pero al mirar las esquinas del mundo

el dolor como una tromba de mal tiempo

ese desequilibrio que emana del hombre equívoco,

aquellos niños de Sabra y Chatila…

o Nagasaqui, diezmados entre polvo y cenizas

_triturados como fragmentos de escombros-,

siento pena, y una lluvia atenaza mi garganta

percibo un rugir de criaturas tensas en mi pecho

y veo en el rostro de Dios saltársele las lágrimas

como una sucesión de cristales rotos.

Cuando el espanto usurpa las alas a los ángeles

y la muerte en su golpear de ruda dama

recoge en cada paso la angustia,

entonces, solo entonces logro ver la otra cara de la moneda.

About the author

admin

Comments are closed.