Bienvenidos al nuevo sitio de noticias de la Universidad de Pinar del Río «Hermanos Saíz Montes de Oca»
Comentario Cuba

5to Aniversario de la partida a la eternidad del Comandante en Jefe

Por: MSc. José Madera Medina, profesor del Departamento de Historia de la UPR.

Este 25 de noviembre se cumple el quinto aniversario de la partida a la eternidad del Comandante en Jefe, Fidel Castro. No digo que fue un momentico a la misa, pues la misa desde ese día y siempre va hasta él. No se ha ido, no nos dijo adios, nos dijo hasta siempre: nos dijo con el Che, “¡Hasta la victoria siempre!”.

Comandante de la aurora, de la sierra y del llano, del pueblo y con el pueblo, sigues siendo aquel brillante rubí de la Sierra Maestra, del triunfo de enero de 1959, de Girón, la Crisis de Octubre y de las demás batallas libradas en el proceso de construcción y defensa del socialismo, de la Batalla de Ideas de ayer, de hoy y de siempre. Te recuerdo hoy con tristeza como si fuera ese negro día de lágrimas en los ojos y de corazón apretado por tu inesperada partida. Hoy sigo recordando el duro impacto de tu muerte física, solo física, lo asevero así, con toda la convicción del mundo, pues como aseguró tu mentor espiritual, y el nuestro, José Martí:” La muerte no es verdad, cuando se ha cumplido bien la obra de la vida”. A ti la historia y la vida te absolvieron. Ello está totalmente demostrado por la justo de tus ideas y de tu lucha, por el pueblo que te sigue en Cuba y en el mundo. Por ti, por tu guía y tu esfuerzo, por el pueblo que te sigue. Cuba es más que una Isla o geográficamente un archipiélago, es un continente entero, es el mundo nuevo que te sigue por tu ejemplo.

Te recuerdo Fidel, Comandante,  padre, amigo, aun con los ojos húmedos  y el corazón agitado como ese triste día de hace cinco años  cuando escribí muy dolido y emocionado lo que creo son muy sinceros  sentimientos de amor, amistad y respeto por el líder inmortal que fuiste y que eres desde la roca que  te protege y que “atesora toda la gloria que representas” .Lo  digo evocándote junto a Martí de que   “toda la gloria del  mundo caben dentro de un grano de maíz”. Así lo hiciste, al igual que nuestro Martí, a pesar de que la gloria conquistada por cada uno, sobrepasan los marcos de un monumento, cualquiera que sea su dimensión constructiva.

El día del homenaje popular hace cinco años, entre otros textos escribí a nuestro Fidel, de Cuba y del Mundo ante su pérdida física. Fiel siempre a nuestro Fidel”.

Poema 1.

“Se quedó el jardín sin flores

Se quedó el jardín sin flores, todas son para Fidel,

Se quedó el jardín sin rosas,

Yo también busqué la mía para llevársela a él.

Se quedó el jardín sin flores, se quedó el jardín sin rosas,

Pero vi a una mariposa que lloraba su dolor,

Le dije que habría nuevas rosas,

 Y me dijo a puro llanto que no lloraba por ello,

Que “lloraba por Fidel”, por lo duro de muerte y su profundo dolor,

Será un eterno dolor, aun naciendo la rosa, aun naciendo la flor,

No se llora por no haber rosas, ni por la falta de las flores,

 Se llora por la tristeza, “se llora por el dolor”,

Flores pronto las habrá y se seguro bastante,

Pero ya mi Comandante físicamente no está,

Aunque en su pueblo él presente   siempre está.

Adiós mariposa amiga te doy mis sinceras gracias por tu amorosa verdad.,

Adiós mariposa linda de colores de arcoíris,

Que por donde quiera que mires habrá un inmenso jardín, acolchonado de flores y de perfumadas rosas.

Llora también mariposa,

Nadie te lo impedirá,

Porque nuestro comandante, descansará sobre un colchón de rosas y flores,

Que el pueblo le construyó, donde estás tú y donde también estoy yo.

Desde allí, él siempre nos guiará.   

Las rosas no faltarán del jardín que nuestro pueblo para él de allí tomó,

Para llevárselas a quien bien las mereció y en su memoria llorando ,

Este día regaló.

(Josche, 28-11-2016,9pm)

 Poema 4.

Tu muerte no es verdad.

Comandante, su iluminada voz,

De sorpresa se apagó,

Pero no su pensamiento,

Tampoco se apagó su   ejemplo,

Más bien se multiplicará,

Ya Ud. entró en el gran templo,

Cual apóstol revolucionario,

 O el Cristo que llaman Dios.

No es verdad que se apagó en tan inolvidable día,

De tristeza y de alegría,

El triste día llegó, y a todos nos llegará,

Pero tengo una “alegría” si así se puede llamar,

 Y es que con todos cumplió,

Y todo lo hizo bien,

A nadie le hizo mal,

 Y el bien se multiplicará,

 Su ejemplo y su pensamiento en el mundo quedará,

A todos nos guiará,

Y no será una quimera,

Ni tampoco una ilusión,

Por eso ante Ud., y su idea,

Mi bandera y mis hermanos,

Juro como un buen cubano,

El trascendental concepto de lo que es Revolución,

Al que siempre he defendido,

Y que por siempre defiendo,

Porque estoy comprometido, con Ud. y mi Partido,

Y con el Martí bendecido del cual su nombre heredé,

Comandante,su muerte no es verdad,

Ud. en mi corazón sigue,

Es más, en el siempre Ud. vive

 Y su ejemplo me alimenta,

Por eso y con toda razón por el mundo

Conocida.

Es que la muerte no es verdad, cuando se ha cumplido bien la gran obra de la vida.

 Y eso siempre Ud. ha hecho e hizo,

 Hasta su triste despedida en el 60 aniversario de la salida del Granma,

Del aquel día en que salió, llegó, entró y el triunfo nos garantizó,

Para bien de Cuba, de América y del mundo que te admira.

Para ti hago este texto con palabra agradecida. 

¡Hasta siempre Comandante, padre, amigo!.

Josche ,28/11/2016/10:40 pm

Acerca del autor

Departamento de Comunicación Institucional

Dejar un comentario