Bienvenidos al nuevo sitio de noticias de la Universidad de Pinar del Río «Hermanos Saíz Montes de Oca»
Entrevista UPR

A mal tiempo: perseverancia

Entrevista a la Dr. C. Yarisel Quiñones Rodríguez, quien recientemente discutió su tesis doctoral desde España, vía internet

Por Anita Puerto Iglesias

Aunque no tengo el placer de conocerla físicamente, es decir, en vivo y en directo, creo que es una mujer perseverante. No claudica ante las adversidades y se esfuerza al máximo para dar lo mejor de sí.

Una vez más repito, no la conozco físicamente. Pero un amigo en común me habló mucho de ella; incluso en una época que no creí tener que ver nunca con esa profesora de Balonmano, tutora de su tesis de grado.

Hoy la vida me ha dado la oportunidad de acércame un poco a la vida deYarisel Quiñones Rodríguez, quien admiro por su constancia. Porque en medio de una pandemia como la que hoy vivimos, no dejó sus sueños a un lado y siguió luchando.

Les invito a conocer a esta profesora de la Universidad de Pinar del Río “Hermanos Saíz Montes de Oca” (UPR), quien se mantuvo firme y lejos de casa, en un país extranjero y en tiempos de pandemia defendió de manera exitosa su tesis de Doctorado.

Yarisel Quiñones Rodríguez  fue jugadora de Balonmano desde los 13 años de edad, cuando matriculó en la Escuela de Iniciación Deportiva Escolar (EIDE) “Ormani Arenado Llonch”, de Pinar del Río.

Durante su tránsito por el EIDE llegó a ser capitana del equipo durante dos años.

Continuó sus estudios en la Escuela Superior de Perfeccionamiento Atlético (ESPA) y formó parte de la selección nacional cubana de su deporte, en la categoría juvenil.

Luego, estudió Licenciatura en la Facultad de Cultura Física “Manuel Fajardo”, hoy Facultad de Cultura Física “Nancy Uranga Romagoza”, de la Universidad de Pinar del Río “Hermanos Saíz Montes de Oca”.

¿Cómo inició usted su vida como profesora universitaria?

Durante la carrera fui estudiante de alto aprovechamiento y alumna ayudante de la asignatura Balonmano. En el 2002 me gradúo y  me seleccionaron para incorporarme a trabajar en la Facultad, como Profesora de la Asignatura Balonmano Básico del Departamento Juegos Deportivos, actualmente Departamento Didáctica del Deporte.

A lo largo de su carrera ha acumulado varios premios y reconocimientos, entre los que se encuentran tres Premios de la Academia de Ciencia de Cuba, dos reconocimientos del Sindicato Municipal de la Educación, Cultura, Deporte, Ciencia y Educación Superior por la labor desarrollada como dirigente de base.

También ha tenido cargos administrativos, entre los que destacan el de Vicedecana de Extensión Universitaria de la Facultad de Cultura Física; y miembro de los Secretariados Provincial y Nacional del Sindicato de la Educación, Cultura, Deporte, Ciencia y Educación Superior.

Sin embargo, no dejó de realizar investigaciones sobre su área del conocimiento. Y en 2011 se gradúo de Máster en la Facultad de Cultura Física “Nancy Uranga”, con un Programa de Maestría perteneciente a la Universidad de Ciencias de la Cultura Física y el Deporte “Manuel Fajardo” de La Habana.

Nueve años después, continuó sus estudios: “Empecé el Doctorado en la Universidad de Ciencias de la Cultura Física y el Deporte “Manuel Fajardo” de La Habana. En el año 2018 recibí una beca de Realización de Tesis Doctoral en un proceso competitivo por parte de la Asociación Universitaria Iberoamericana de Posgrado (AUIP), en España, y me matriculé en la Universidad de Málaga con una nueva línea de investigación.

Hace poco menos de una semana defendió su tesis doctoral, vía online y desde España, con el tema “Construcción de una herramienta observacional para estudiar el juego posicional ofensivo de Balonmano de élite en España”. Recibió la máxima calificación.

Cuéntenos sobre la experiencia de hacer una defensa online…

Ha sido una experiencia extraordinaria, primero tenía muchas dudas, lo sentía como un proceso muy frío, donde no tendría el acompañamiento físico de nadie, ni de mis directores de tesis, ni de los demás investigadores del equipo. Pensaba, que no podría recibir ningún abrazo de felicitación. Fueron pasando los días y me fui adaptando a la idea, pues no había otra opción.

Realicé todos los ensayos por videoconferencia, me fui socializando con el modo de defensa hasta que llegó el gran día.

Es una alternativa para momentos como éstos, donde, la conducción del tribunal me permitió sentirme como si fuese una defensa presencial. 

¿Qué sucedió con sus estudios cuando se dio a conocer la nueva pandemia que enfrentaba el mundo hace unos meses?

En ese momento me encontraba terminando de escribir la tesis doctoral. Fue un período muy difícil, donde necesitaba contactar con mis directores de tesis, revisar todo lo redactado y comenzar a tramitar mi solicitud de defensa. A pesar de ello, a distancia, realicé todo el trámite de evaluación de la tesis, responder a los evaluadores, corregir y solicitar la defensa, porque la Pandemia no podía parar mi proceso, ni podía tronchar mi planificación.

¿Cómo se sintió usted lejos de su familia, de su país, en medio de una situación epidemiológica tan compleja?

Me he sentido muy preocupada. Todos los días despertaba asustada pensando que podía enfermarme. Estuve 53 días sin salir ni a la puerta. Tenía que cuidarme muchísimo, lo hacía más por mis padres que por mi propia salud.

Si me enfermaba, ellos no estaban preparados para enfrentar una preocupación tan grande, pues están pasando por una enorme pérdida. Después pensaba en que tenía que cumplir con mi objetivo en este país: defender la tesis y regresar sana.

Han sido meses muy muy difíciles. Sabía que no estaba entre los mejores médicos del mundo, que son nuestros médicos cubanos. En fin… fueron muchas preocupaciones.

¿Y su familia?

Mi familia no ha tenido tranquilidad desde que salí de Cuba. Cada mañana a las 11 y media, hora de España (5 y media de la madrugada, hora de Cuba) o 12 del mediodía (6 de la mañana, hora de Cuba) recibo la llamada de mis padres queriendo saber si estoy bien de salud.

Y en la etapa esta de la pandemia, ha sido más difícil aún para ellos.

España en Yisel (según publicación en su muro de Facebook)

En Málaga dejo amigas que no sólo han compartido conmigo días especiales como mi cumpleaños, almuerzos, salidas…También me han apoyado, a petición de mis directores, hasta aprender a utilizar softwares  en mi investigación: gracias Miriam y Auxi.

También en este círculo de amistades está María, así como las demás profesoras de Cuba que llegamos juntas a Málaga “Susana, Malena, Viena y Amelie”…

(…) Pero lo más importante es que llevo conmigo cada momento vivido, todo el apoyo que he tenido y el cariño recibido en esta bella ciudad.

Una vez Doctor en Ciencias, ¿cuáles son las metas para Yarisel Quiñones Rodríguez?

Mis nuevas metas son continuar investigando en esta línea. Compartir lo aprendido con otros investigadores de nuestra Facultad y aportar al desarrollo del Balonmano en nuestra provincia.

Acerca del autor

Departamento de Comunicación Institucional

Dejar un comentario