Bienvenidos al nuevo sitio de noticias de la Universidad de Pinar del Río «Hermanos Saíz Montes de Oca»
Reportaje UPR

Terrenos deportivos de la UPR: ¿El agua es el problema?

Por Glendy Hernández Arozarena

Fotos Glendy Hernández Arozarena

Desde hace más de un año la apariencia del terreno deportivo de la Universidad de Pinar del Río «Hermanos Saíz Montes de Oca» es diferente. Donde existía un espacio cubierto por césped recién cortado y arcilla meticulosamente rastrillada, hoy hay garzas, diversidad de plantas acuáticas y agua estancada; como si estuviese mutando, día a día, a una formación pantanosa.

¿Las causas? Son explicadas por la Real Academia de la Lengua Española: todo terreno bajo, normalmente saturado o cubierto de agua, cercano o asociado a ríos o lagos, puede convertirse en pantano; lo que nos lleva a buscar la fuente que está destruyendo un espacio docente, comunitario y multifuncional.
Como resultado de salideros, el agua no evacua hacia el Río Guamá y penetra en las áreas deportivas de la Universidad.

Posterior a la reparación de la conductora cerca de la autopista y aledaña al edificio docente de la sede Hermanos Saíz, el problema de inundación empeoró. Antes habían canales que drenaban directamente al río y la afectación era mínima, pero ahora la penetración del agua es sistemática y nuestra institución no tiene recursos ni facultades para enfrentar la situación,

comentó Yorki Mayor Hernández, Rector de la Casa de Altos Estudios.

Algunos de los asiduos al lugar también exponen el problema.

Desde que vengo a correr hay una sección que se inunda. Al principio pensé que era algo común, pero hay días que no puedo hacer ejercicios y otros en los que la pista está seca,

declaró Camila Santaya Montaner, residente en la zona.

Por otra parte, Jorge Luis Acosta, quien lleva aproximadamente un año corriendo en el terreno expresó: Cuando llueve la pista filtra sin problemas; quizá el día que llueve no puedas correr, pero los problemas más graves ocurren por la acumulación constante del líquido debido a los salideros.

Un “cauce”, múltiples consecuencias

Hoy existen daños considerables en el cajón de salto, en una sección la pista se anega constantemente, en el extremo derecho del docente, donde se ubica el área de softbol, hay terreno fangoso. Pero, el mayor perjuicio es la interrupción de actividades, propias o comunitarias.

Llevo alrededor de un año utilizando estas áreas recreativas. Antes hacía ejercicio en el circuito del Fajardo, pero la calidad de la arcilla de esta es superior y por eso decidí venir. La mayor dificultad es que cada vez que ponen el agua, es imposible permanecer allí. Es una situación de años que poco a poco ha transformado el terreno aledaño en un humedal. Después de las seis de la tarde se complejiza la situación porque hay muchos mosquitos, esto ya implica, además del evidente deterioro de la pista un riesgo para la salud,

acotó Oslirio Claro, miembro de la comunidad.

Sección de la pista dañada con la constante penetración del agua

Jesús Costa Acosta, jefe del Departamento de Educación Física en la UPR, manifestó cuáles son las actividades que pueden verse comprometidas si la afectación continúa:

Los espacios deportivos no son exclusivos de la Universidad, ponemos en práctica el principio Deporte, derecho del pueblo. El terreno es multioficio: posee zonas para diferentes deportes como atletismo, fútbol, softbol; es un aula más en función de la formación integral de nuestros estudiantes; es empleada además en la preparación combativa pues aquí se desarrollan los bastiones universitarios; además un espacio para fomentar la práctica de deportes en la comunidad. Es un sitio para todos que podría desaparecer o disminuir su capacidad de uso.

Quien visite el docente universitario de la sede Hermanos Saíz, decida practicar deportes en la zona o simplemente echar un vistazo mientras entra o sale de la capital provincial por la autopista podrá darse cuenta que en la zona que no está dañada el césped sigue recién cortado y la pista meticulosamente rastrillada. Esto nos lleva, con intención, a destacar la labor del personal de servicio, que no cesa.

Vengo a correr en las mañanas y el personal de la universidad está dando mantenimiento al terreno, o sea, lo que afecta hoy no es un problema institucional. Creo que el cuidado de estas áreas fuese más sencillo si no existiera el daño provocado por los salideros. Incluso la comunidad y la propia institución podrían hacer mejor uso de ella,

valoró Iván Carlos Díaz, asiduo al lugar.

El cajón de salto es una de las áreas más afectadas

Para que el agua no sea el problema

No son los salideros, ni la acumulación del agua, ni los perjuicios parciales del terreno deportivo lo que en la actualidad más preocupa a nuestra Casa de Altos Estudios y vecinos, es la permanencia en el tiempo de un problema que está a la vista de todos.

La avería en esta área lleva más de un año afectando la Institución.

He planteado la situación al director de Acueducto y Alcantarillado en Pinar del Río-refirió Yorki Mayor Hernández, rector de la Universidad-, también al coordinador de tareas del Gobierno Provincial que atiende Educación y envié fotos del estado del área deportiva a diferentes autoridades del territorio.

Según declaraciones de Amaury J. Padrón Ferrer, Coordinador de Programas y Objetivos en el Consejo Provincial de Gobierno, desde el pasado 26 de diciembre, fecha en que el rector de la Universidad le planteó la queja, comunicó a las autoridades pertinentes en Acueducto y Alcantarillado.

Sin embargo, la falta de infraestructura en la provincia para acometer la obra ha limitado una solución inmediata.

Debido a las condiciones del terreno y la magnitud de la obra es preciso una retroexcavadora de gran tamaño. Hace varios días se están haciendo las coordinaciones para utilizar la infraestructura de la Empresa de Mantenimiento y Reparación de Obras Hidráulicas para acometer la reparación de la conductora ubicada en la cabeza del puente del río y suprimir una pérdida diaria de 30 litros por segundo,

refirió Alberto Avendaño Álvarez, director de Acueducto y Alcantarillado en Pinar del Río (EAA).

Con respecto a la fuga de agua que presenta la tubería frente al docente Hermanos Saíz, que también contribuye a las afectaciones del terreno, Roberto Capote, jefe del departamento de Operaciones e Ingeniería en la EAA explicó:

Sabemos la envergadura del problema, hemos tratado de palear un poco la situación con los recursos que tenemos: renovamos válvulas de interconexión en varias zonas, arreglamos salideros, etc.; pero las tuberías tienen un nivel alto de deterioro y la solución termina siendo temporal y no definitiva.

Detalle del salidero ubicado en el docente.

Desde el día 11 de febrero la EAA comenzó labores que pueden poner fin a la pesadilla que ha vivido la Universidad por más de un año. La imagen que muestra el terreno deportivo, amén de las acciones que se ejecutan hoy, evidencian que no se trata de grandes inversiones ni soluciones temporales a asuntos que se repiten una y otra vez, sino de lograr estabilidad en el sistema de trabajo y realizar acciones oportunas y con celeridad.

Es tiempo de hacer, de frenar un daño quizá irreversible, de que tanto responsables como afectados aúnen esfuerzos por el bien común. Es tiempo de que todo tome su curso, incluso el agua.

Más de 30 litros de agua por segundo se pierden por concepto de salideros en esta conductora.

Acerca del autor

Departamento de Comunicación Institucional

Dejar un comentario