Bienvenidos al nuevo sitio de noticias de la Universidad de Pinar del Río «Hermanos Saíz Montes de Oca»
Comentario Efemérides

José Martí y Ernesto Che Guevara, dos padres ejemplares

José Martí y Ernesto Che Guevara, dos padres ejemplares

Por MSc. José Madera Medina, profesor del Departamento de Historia

A propósito del Día de los Padres hago uso de dos textos escogidos, exponentes de lo mejor del legado ético y del amor del padre hacia sus hijos, escritos por dos grandes y ejemplares padres: José Martí y Ernesto Che Guevara.

A todos los padres en este tercer domingo de junio les felicito y rindo homenaje a través del reconocimiento a quienes fueron dos grandes padres: José Martí y Ernesto Che Guevara, quienes mostraron con alta valía el amor filial en bellos textos escritos, acompañados, sobre todo por sus limpios ejemplos en el pensar y en el actuar ético.

Ninguno de los textos escogidos necesita comentarios, se explican por si solos por el sentido amoroso expuesto por los dos padres y autores.  

José Martí de forma amorosa y alta ética en función educativa expresó en 1881, en el Prólogo del poemario “Ismaelillo” :

Hijo:

Espantado de todo me refugio en ti.

Tengo fe en el mejoramiento humano, en la vida futura, en la utilidad de la virtud y en ti.

Si alguien te dice que estas páginas se parecen a otras páginas, diles que te amo demasiado para profanarte así. Tal como aquí te pinto, tal te han visto mis ojos. Con arreos de gala te me has aparecido. Cuando he cesado de verte de una forma, he cesado de pintarte. Esos riachuelos han pasado por mi corazón.

¡Lleguen al tuyo!”.

Por su parte Ernesto Che Guevara en trascendental, emotiva y educativa carta le escribió a sus hijosantes de partir de Cuba a cumplir misión internacionalista en Bolivia en 1965:

A mis hijos:

Queridos Hildita, Aleidita, Camilo, Celia y Ernesto:

Si alguna vez tienen que leer esta carta, será porque yo no esté entre Uds. Casi no se acordarán de mí y los más chiquitos no recordarán nada. Su padre ha sido un hombre que actúa como piensa y, seguro, ha sido leal a sus convicciones. Crezcan como buenos revolucionarios. Estudien mucho para poder dominar la técnica que permite dominar la naturaleza. Acuérdense que la revolución es lo importante y que cada uno de nosotros, solo, no vale nada. Sobre todo, sean siempre capaces de sentir en lo más hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda de un revolucionario.

Hasta siempre hijitos, espero verlos todavía. Un beso grandote y un gran abrazo de

Papá.

A todos los padres les digo también como expresó Martí: “Amigos fraternales son los padres, no implacables censores. Fusta recogerá, quien siembre fusta. Besos recogerá quien siembre besos”.

Y así fueron José Martí y su hijo “el Ismaelillo”, José Francisco, o simplemente, Pepito.

Así lo fue el Che con sus hijos y sus hijos lo fueron y lo son como tales, pues “besos recoge, quien siembre besos”, así lo aseguró el Apóstol, y así es, en este y en todos los muchos sencillos y grandes casos y ejemplos como este, que no se pueden por su extensión mencionar, ni es necesario tampoco listar.

 ¡Muchas Felicidades a todos los padres en su bien reconocido día les desea este autor amigo y padre!

Acerca del autor

Departamento de Comunicación Institucional

Dejar un comentario