Bienvenidos al nuevo sitio de noticias de la Universidad de Pinar del Río «Hermanos Saíz Montes de Oca»
Entrevista Universidad-Sociedad

Perseverancia y sabiduría: la combinación perfecta para Ana María

Por Edenia Abreu Hernández

Con tan solo 34 años Ana María Pereda Mirabal ya es Doctora en Ciencias, profesora de Derecho Civil y Derecho de Autor en la carrera de Derecho de la Universidad de Pinar del Río “Hermanos Saíz Montes de Oca” y, además, poseedora de más de una veintena de reconocimientos que muestran su entrega a aquello que ama.

“Desde que me gradué como Licenciada en Derecho me incorporé a la docencia en la Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades, pero siempre he estado vinculada al quehacer de la Dirección Municipal de Justicia. Además de profesora me desempeño como notaria con protocolo docente adscripta a la Dirección Provincial de Justicia en Pinar del Río. Esta combinación como docente y fedataria, me ayuda a armonizar la teoría con la práctica, a ilustrar las instituciones jurídicas que se manifiestan en la cotidianeidad y sobre todo a formar nuevos juristas con pensamiento crítico y constructivo”.

“Ser Doctora en Ciencias es una meta alcanzada que llega colmada de desafíos, comenzando por la responsabilidad social y profesional que representa para mí. Una vez alcanzado este grado científico, existe una necesidad de superación constante, de contribuir al crecimiento de otros colegas jóvenes y de ayudar a cada persona según sus necesidades. Alcanzar este grado a edades tempranas marca el inicio de un camino profesional que se construye a diario brindando un servicio jurídico de excelencia al poner en práctica los conocimientos adquiridos e ir acumulando experiencias día a día para perfeccionar esa formación teórico-práctica de carácter continuo”.

Identificada a sí misma con la perseverancia, el optimismo, la sinceridad y el servicio desinteresado, esta joven muestra el verdadero significado del esfuerzo y el empeño por ser mejor cada día.

“Soy una persona que intenta poner amor a todo lo que hace, apreciar la parte positiva de cada sujeto o circunstancia, pensar que cada situación pauta una experiencia y hacer un bien al prójimo. Simplemente intento ser con los demás como me gustaría que fuesen conmigo”.

En su entrega a la profesión que ama, Ana María asegura haber transitado por largos períodos de sacrificio y trabajo, por eso siempre es recibido con satisfacción cada reconocimiento a su esfuerzo.

“A diario se está sentado detrás de una computadora o un libro, o afanado en una combinación de tareas domésticas-profesionales e incluso sociales que marcan un ritmo que impide visualizar resultados concretos, por ello, cuando me llega un premio, hago un alto para replantearme la vida o al menos, cerrar ciclos”.

Incluido el Premio Internacional Antonio Delgado Porras 2017 como Primera Finalista, otorgado por el Observatorio Iberoamericano del Derecho de Autor (ODAI) y el Instituto de Derecho de Autor (IA), la joven jurista ha sido merecedora de alrededor de una veintena de reconocimientos, incluyendo el más reciente, que se le fue entregado en una emotiva ceremonia de toma de posesión de jueces.

“Recibir el premio Jurista Joven 2020 a nivel provincial fue toda una sorpresa. Este premio se otorga a nivel de provincia por primera vez y es un reconocimiento a la excelencia que se ha alcanzado en el ejercicio de la profesión, la docencia y la investigación; por ello fue muy grato recibirlo, especialmente porque de alguna forma avala todo ese trabajo que se hace diariamente y que de manera general uno lo percibe como algo normal o cotidiano”.

Para la consagrada profesora, recibir dicho reconocimiento en tiempos de pandemia, infunde aliento para seguir el camino profesional a pesar de las complejidades, por ello, siempre exhorta a los jóvenes a seguir superándose para que sean útiles a la sociedad y contribuyan al mejoramiento humano de la mejor manera posible.

“Como dice Proverbios 9.9 Mejor es adquirir sabiduría que oro preciado; Y adquirir inteligencia vale más que la plata, pues para mi ser jurista significa ser un servidor de la sociedad que busca establecer un orden sobre la base las normas jurídicas que regulan las diferentes esferas de la vida, siempre con un alto sentido de equidad y humanismo”.

Acerca del autor

Departamento de Comunicación Institucional

1 Comentario

Dejar un comentario