Bienvenidos al nuevo sitio de noticias de la Universidad de Pinar del Río «Hermanos Saíz Montes de Oca»
FEU Universidad-Sociedad UPR

Apoyan nuestros estudiantes la digitalización del proceso de vacunación

Por India Alejandra González Molina

Ayudar, es en ocasiones la mejor oportunidad, porque hacer por otros es una buena manera de construirse uno mismo. Y así lo ven los jóvenes universitarios, que aúnan esfuerzos con los trabajadores, alumnos del sector de la salud, e informáticos, que por estos días entregan horas a la digitalización de la información que genera el proceso de intervención sanitaria con la vacuna Abdala en la provincia Pinar del Río.

Lisa Marien Hernández Pérez, Deimey Morales Cardoso y Nathaly De la Caridad León Acosta, son tres estudiantes de las carreras Lic. Gestión Sociocultural para el Desarrollo, Lic. Lenguas Extranjeras y Lic. Derecho, respectivamente, de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades en la Universidad de Pinar del Río “Hermanos Saíz Montes de Oca” (UPR).

Las dos primeras tienen como peculiaridad el ser de primer año, que aunque por la situación epidemiológica les ha sido imposible incorporarse a la docencia, no dudaron en sumarse cuando se les convocó pues para Lisa significa: “un gran reto y una gran responsabilidad”, mientras que Deimery, lo describe como:

“Demostrar el orgullo que siento de ser cubana ya que nuestra vacuna Abdala es reconocida internacionalmente y la primera de Latinoamérica”.

Para Nathaly, quien cursa actualmente el cuarto año de su carrera, y en este período tomó parte en varios llamados, entre ellos el entrar a zona roja, el mayor regocijo es “la satisfacción de cumplir con el sentido de pertenencia al momento histórico”.

Todas concuerdan en que es una faena que quedará en su memoria, por las amistades, lo aprendido, para el crecimiento personal y profesional.

Según Hernández Pérez, «aporta responsabilidad, además de que reconforta sentirme útil ayudando a la realización de este proceso”.

Por su parte, León Acosta se queda con «el regocijo de haber ayudado a quienes necesitaron de nosotros, con las nuevas personas que llegaron y que a veces en un día pareciera que nos conociéramos de toda la vida, conversábamos mucho y compartíamos experiencias, cada cual inmerso en los suyo, eso sí, pero nunca le dejamos lugar a la ausencia del carisma, la solidaridad y el compromiso”.

Así entre risas, la complicidad de quienes comparten un objetivo y la esperanza de que un mañana mejor no solo es posible sino que corresponde a los jóvenes la responsabilidad de hacer por él, continúan yendo a dar de sí para y por la salud de todos. 

Acerca del autor

Departamento de Comunicación Institucional

Dejar un comentario